Friday, August 26, 2005

LA IDENTIDAD DE LAS BITACORAS

Ser o no ser, esa es la cuestión El primer asalto del debate ha venido a cuentade lo que era y lo que no era un blog. Por un lado, integraban las tropas toda una seriede personajes, habitualmente conocidos, de la llamada «Galaxia Gutenberg»: autores yperiodistas famosos de publicaciones que conforman los mainstream media, o simplementeMSM.
Su forma de incorporarse al fenómeno blog era completamente lógica: siendo personasque, indudablemente, sabían comunicar a través del texto, se limitaban a trasladar sus habilidadesnarrativas a una nueva herramienta, para poder así beneficiarse de la ola de popularidadque el fenómeno blog traía consigo. Por el otro lado, autores que habían vivido elarranque del fenómeno desde su inicio, los llamados por algunos ol’ time bloggers, que veíancómo el coto hasta el momento cerrado y exclusivo empezaba a abrirse a estrellas de otros mediosque robaban protagonismo a los actores habituales. En el centro, el habitual gallinero vociferanteque señalaba con entusiasmo sus pareceres en unos u otros puntos del debate.
La discusión, en aquel momento, trataba ni más ni menos que de un elemento puramenteconstituyente: qué es un blog. O tal vez incluso planteado en negativo: qué «no es» unblog. Y después de lo que han parecido siglos de debate transcurridos en escasos meses, seguimos sin llegar a un acuerdo. Unos dicen eso de «déjame en paz, escribocomo quiero, le llamo blog si me da la gana, y a ver quién te da autoridad a ti para decirme silo es o no lo es»; mientras otros opinan que si algo tiene aspecto de simple columna periodísticade toda la vida, huele a columna periodística de toda la vida y se comporta comouna columna periodística de toda la vida, lo normal será que sea una columna periodísticade toda la vida.

0 Comments:

Post a Comment

<< Home